sábado, 5 de marzo de 2011

"Hacer lo que no te gusta que te hagan",

Uno vive haciendo lo que no le gusta que le hagan. Se ponen de novios y le meten los cuernos a sus respectivos novias/os, esperando que el otro/a le sea totalmente fiel. Roban y a nadie le gusta que le roben ni un caramelo. Hacen "bromas pesadas" y cuando se las hacen, quieren matar a todos.
De chiquito, uno come y no convida, pero cuando quiere que le conviden y nadie le quiere convidar ahí se enoja.
Un adolescente se hace el cortado con su novia, la trata mal, le pega, la deja, va, vuelve, hace mil cosas MÁS y después pretende que ella No haga lo mismo.
Una amiga se come al novio de su mejor amiga y pretenda que después ella no se vengue.
Una persona lastima a la otra verbalmente, con palabras, miradas, hechos, salidas, fotos, entre demás cosas y pretende que la otra persona ¿NO le haga lo mismo?.
Vivimos pensando en todo, siempre, inconscientemente tal vez, pero pensando que cuando hacemos algo malo siempre ALGUIEN sale lastimado de peor o mejor manera, pero siempre sale lastimado, y hacemos algo para revertir eso? No, nunca.
Lastimamos todo el tiempo, a todos. A nuestros papas cuando les gritamos cosas, a nuestros novios/as amigos/as cuando los tratamos mal, cuando nos enojamos y le tiramos lo que MÁS les duele escuchar, y después, cuando escuchamos lo que a NOSOTROS nos molesta, AHÍ sufrimos.
Y después de un tiempo así te das cuenta como estamos, como somos, siempre pendiente -pareciera- de lastimar al otro, porqué sino, ¿cual es el motivo para hacerlo?.
¿Crecemos? ¿algún día dejamos de hacer esto? Yo creo que no, es algo con que nacemos y lo vamos llevando en menor medida a la tumba.
Te dedico el texto a vos Federico Avila, (fuiste fuente de inspiración para mi creación de esta nota) porque hace un ratito estuvimos hablando de eso y por suerte creo que pensas como yo. Vamos, tenemos a un hombre de nuestro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada